EL “ELEFANTE ECHADO Y REUMÁTICO” DE LÓPEZ OBRADOR

0
99

Señor Presidente: Es hora de levantar a ese elefante

La “carta responsiva” para que los niños vayan a la escuela no es necesaria

Por: Gastón Gastélum Rocha

Caborca, Sonora, 18 de agosto del 2021.- De nueva cuenta me ha dado por perder el tiempo escuchando las mañaneras, pero esa es otra historia, por ahora el caso es que en esas mañaneras escuché como cuestionaron a nuestro Presidente Andrés Manuel López Obrador sobre la famosa carta responsiva que tienen que firmar los padres de estudiantes para que puedan asistir a las clases presenciales.

Escuché a nuestro Presidente contestar que a él no le preguntaron sobre esa carta y que “alguien” tomó la iniciativa por cuenta propia, pero que si le hubiesen preguntado, él habría contestado que no, que no es necesario que se firme esa carta y diez o quince minutos después de aventarse “un chorizón verbal” dijo que no, que no es necesario que nadie firme esa carta para que los niños vayan a clases presenciales.

Palabras más, palabras menos, le escuché decir también en ese “chorizón verbal”, que eso de la famosa carta es parte de la inercia del pasado, de la herencia de los tantos años de gobiernos conservadores, neoliberales y etcétera etcétera…

Dijo que el país que recibió su gobierno es como un “elefante echado y reumático” al que tienen que estar empujando todos los días para poder moverlo y que avance.

Sin embargo, no es la primera vez que le escucho decir en las mañaneras eso del “elefante echado y reumático”, usándolo como una analogía para explicar el porqué de los errores y fallas que de repente tienen en su gobierno.

La cosa es que ya son tantos errores explicados con esa analogía, que ya más bien suena como una justificación a las fallas y errores, como una forma de lavarse las manos y de seguir culpando al pasado de cualquier cosa que no marche bien en su gobierno.

Señor Presidente, todos sabemos que nadie es perfecto, que somos humanos y que por ello, todos, absolutamente todos, hagamos lo que hagamos, cometemos fallas y tenemos errores.

Así que Señor Presidente Andrés Manuel López Obrador, no es necesario tratar de seguir dando la imagen de un hombre perfecto que no comete errores, con un gabinete perfecto y un gobierno perfecto; no, ya no es necesario que nos convenza de eso, hoy es momento de reconocer y aceptar cuando algo no funciona bien, corregirlo y punto, a darle pa’ delante.

Así, sin mayores explicaciones, hoy es momento de darse cuenta que los tantos millones de votos mexicanos que lo llevaron a la Presidencia de la República, lo hicieron para que usted Señor Presidente, haga lo pertinente, ponga acción a la palabra y –parafraseando su misma analogía- levante a ese elefante para que no siga echado, le dé la terapia necesaria para que después de tantos años inmóvil se le cure el reumatismo y pueda moverse, caminar y avanzar a paso firme hacia adelante, para hacer de nuestro México, ese grandioso país que tanto nos describe en sus mañaneras… Nos vemos… O nos escribemos…

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here